Acerca de Cara a Cara

Cara a Cara va a comenzar los "Encuentros" a través de los Estados Unidos en 50 comunidades de Emaús inicialmente en la primavera del 2015. Para obtener más información contacte al gerente del programa Cara a Cara en la oficina de los ministerios de Emaús a través del correo electrónico hhall@gbod.org o al teléfono libre de costo al 877-889-2780 extensión 7288.

Cara a Cara fue creado para proveer una oportunidad para que las personas adultas mayores puedan experimentar lo mejor de “La Caminata a Emaús” sin la presión de tiempo del programa de 72 horas de tres días. Cara a Cara es para personas adultas de 60 años o más y está abierto a miembros de cualquier denominación cristiana que desean fortalecer su vida espiritual, descubrir respuestas a sus preguntas acerca de la fe y están abiertos a entender la responsabilidad de vivir un estilo de vida cristiano.

Cara a Cara provee la oportunidad de redescubrir la presencia de Cristo en su vida, de obtener un entendimiento nuevo de la gracia transformadora de Dios y de formar amistades que promueven la fe y apoyan la madurez espiritual.

Si desea una caminata más profunda y significativa con el Cristo resucitado; si le gustaría que esa relación sea reflejada en cada una de las otras relaciones en su vida; si desea crear un impacto más profundo en el mundo que le rodea a través de vivir una vida centrada en Jesucristo; entonces únase a nosotros a medida que nos encontramos al Cristo resucitado... Cara a Cara.

"Para personas que están interesadas en una expepriencia de comunidad, Cara a Cara es un programa nuevo que estaremos lanzando pronto en la tradición de la Caminata a Emaús. Está diseñado para ser un encuentro espiritualmente enriquecedor para personas retiradas de 60 años o más. El propósito es ofrecerle a las personas mayores la oportunidad de redescubrir la presencia de Cristo en sus vidas, de obtener un entendimiento nuevo de la gracia transformadora de Dios y de formar amistades que promuevan su fe después de la experiencia de Cara a Cara."

-Sarah Wilke, Directora Ejecutiva de The Upper Room